Esquema de vacunas recomendado después de los 60

Las vacunas después de los 65 años pueden marcar una diferencia en la calidad de vida de los adultos mayores dado que estas pueden disminuir significativamente las hospitalizaciones y hasta patologías que pueden llevar a la muerte.

Con el trascurso de los años, el sistema inmunológico de las personas se debilita haciéndolas mucho más propensas  a contagiarse  enfermedades, infecciones y presentar algunas complicaciones.

¿Qué vacunas se deben aplicar después de los 60?

Una vez se llega a la sexta década de vida, los especialistas recomiendan una serie de vacunas para prevenir enfermedades como neumonía, bronquitis, meningitis sinusitis, herpes zóster (culebrilla), entre muchas otras.

Dentro del esquema de vacunas que se deben aplicar durante la tercera edad, se recomiendan las siguientes:

Antiinfluenza o antigripal: la Organización Mundial de la Salud, enfatiza que las personas mayores de 65 años, presentan el mayor riesgo de mortalidad gripal y su vacunación ha sido tradicionalmente el principal objetivo de la política de vacunación contra la gripe.

La antigripal previene el contagio de la gripe estacional y complicaciones con patologías respiratorias asociadas a ellas. En los adultos mayores la dosis es más fuerte debido a la condición deteriorada del sistema inmunológico. Esta, debe aplicarse anualmente.

La vacuna antigripal más común es la trivalente que protege contra tres virus y la tetravalente que protege contra cuatro.

Antineumocócica: Según la OMS, los neumococos se transmiten directamente de persona a persona por contacto directo con las secreciones respiratorias y son responsables de un gran porcentaje de decesos en niños y adultos mayores.

La vacuna antineumocócica previene infecciones graves como neumonía, bacteriemia, y meningitis. Después de los 65, esta se debe aplicar cada cinco años.

Herpes zóster o culebrilla: la infectóloga Alejandra Massoc explica que “este virus posterior a una varicela queda en etapa de latencia en el organismo y tiempo después puede reactivarse y causar el cuadro de Herpes Zóster”.

La vacuna contra el herpes zóster, está indicada para personas mayores de 50 años, debido a que esta población es más propensa a padecer la enfermedad. Solo es necesaria una dosis de la misma.

El herpes zóster o culebrilla, consta de erupciones ampollosas en la piel que causan mucho dolor, pudiendo incluso llegar a ser crónico.

Para mayor información sobre las vacunas que le corresponde según su edad, se aconseja consultar a su médico tratante.

Recommended Posts
0