Universidad de Chile y Servicio de Salud Aysén lanzan proyecto en pro del Adulto Mayor

“KOREISHA” es el nombre de esta innovadora iniciativa, que a través de una plataforma informática permite registrar, evaluar y hacer seguimiento de las condiciones de salud de las personas mayores de 65 años, forjando una importante alianza entre la salud pública y la academia.

Recolectar información relevante en torno a los hábitos y condiciones de salud, sobre todo en materia cognitiva, es el objetivo principal de “Koreisha”, proyecto que actualmente se encuentra en proceso de obtención de datos, realizando encuestas a la mayor cantidad de adultos mayores de la comuna de Coyhaique.

La iniciativa, llevada a cabo por el Web Intelligence Centre de la Universidad de Chile (WIC), la Facultad de Medicina U.Chile y el Servicio de Salud Aysén, busca desarrollar una plataforma informática de análisis y visualización de variables médicas y psico-sociales para la caracterización, categorización y monitoreo de adultos mayores con trastornos cognitivos en la región, la que pretende sentar un precedente en torno a las condiciones de vida de este segmento etario nivel país.

Bajo este contexto, los investigadores posaron sus ojos en Aysén puesto que es la región que estadísticamente concentra el mayor número de población adulto mayor a nivel país, aportando, además, a la descentralización de la investigación académica.

“Elegimos esta región por dos razones: una porque Aysén tiene una de las mayores tasas de adultos mayores; la segunda, es con el fin de sacar a la Universidad de Chile de Santiago, es decir, estudiar las otras realidades que existen en el país, viajar a regiones y posteriormente generalizar estos datos a nivel nacional”, explica Fernando Henríquez, neuropsicólogo de la Unidad de Memoria de la Facultad de Medicina U. Chile y coordinador clínico de Koreisha.

En tanto, desde el Servicio de Salud Aysén reconocen este acercamiento entre la salud pública y la Academia como un valioso aporte para la generación de una política pública adecuada y atingente a las necesidades de la población.

“La información en salud nos permite destinar recursos, profesionales y estrategias ad hoc. En esa línea, lo que está haciendo este proyecto es colaborarnos en esta búsqueda, lo que claramente beneficia a nuestros adultos mayores”, sostuvo el director (s) del Servicio de Salud Aysén, Américo Soto.

El director (s) del SSA agregó que, dado el alto índice de habitantes por sobre los 65 años en la región de Aysén, “al conocer sus patologías y necesidades podemos orientar de mejor manera los recursos del SSA con los niveles de resolutividad que requiere la población”.

Víctor Hernández, ingeniero civil industrial del WIC, es quien aporta desde el punto de vista tecnológico al proyecto, poniendo énfasis en el apoyo diagnóstico de las TICs en el sector salud.

“Nuestra pretensión inicial es aportar con un granito de arena a mejorar la salud del futuro, porque si encontramos información relevante, las personas a cargo de ofrecer servicio de salud pueden otorgar mejor atención a las personas. A largo plazo, pretendemos entregar un apoyo al diagnóstico, donde el médico pueda contar con información valiosa y concentrada en una misma plataforma”, indicó Hernández.

LAS ENCUESTAS

A partir del 15 de enero y hasta fines del mes de febrero, un equipo de seis encuestadores se encuentra recorriendo los hogares de Coyhaique urbano, con el fin de entrevistar al mayor número posible de personas mayores de 65 años, lo que permitirá tener una muestra más fidedigna y por ende, lograr una mejor aplicación de los resultados.

“Esta encuesta consta de preguntas más sociales, como la conformación de la familia y el hogar. Es importante destacar que es un estudio anónimo, por lo que los participantes pueden tener la tranquilidad que la información será resguardada”, explica Francisca Bravo, coordinadora local de Koreisha.

La terapeuta ocupacional señala que, en la segunda etapa de estudio –la que comenzará en el mes de marzo-, se contempla la realización de encuestas orientadas a las condiciones de salud de los participantes, incluyendo controles médicos a cargo de dos enfermeras.

“Son preguntas orientadas a su condición de salud, como por ejemplo, si hay diabetes o hipertensión. También evaluamos el aspecto sensorial, visión, audición y riesgo de caídas, lo que va dando un resultado global sobre la salud de la persona”, sostuvo Bravo, haciendo un llamado a la comunidad para participar de este proceso.

Información tomada de: Radio Las Nieves

Recommended Posts
0